El Colegio Guadalupano de Tenancingo, es un digno ejemplo de lo que el padre fundador José Antonio Plancarte y Labastida quería para nuestro México y los mexicanos.

Sabiéndonos débiles humanamente para enfrentar los problemas que la vida nos presenta, nos dotó de un sabio pensamiento que en sí mismo encierra lo que somos y lo que podemos y debemos hacer para vencer esos problemas:

“Valor y Confianza”, todo un legado filosófico que viene a ser en sí mismo una norma de vida.

Nuestros Valores

Esta constelación de valores que nos presenta el documento Congregacional tiene como valor medular el amor, del cual se desprenden los grandes valores rectores que nos ayudarán a encausar los antivalores: poder, tener y placer, que han hecho que la persona se deshumanice.

DIGNIDAD HUMANA

BIEN COMÚN

AMOR CRISTIANO

JUSTICIA SOCIAL